Inicio

Trigesimocuarta semana del Tiempo Ordinario

Segunda semana del Salterio

Tú lo dices: soy rey.

Jesucristo es Rey del universo en quien el Padre ha querido fundar todas las cosas. Él es Rey, pero su reino no es de este mundo. No está basado en el poder político, en el económico o en la fuerza de las armas. Habiéndose ofrecido en el altar de la cruz, Cristo ha entregado al Padre un reino eterno y universal, el reino de la verdad y la vida, el reino de la santidad y la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz. Así, su poder es eterno, no cesará. Sus mandatos son fieles y seguros. Obedeciendo los mandatos de Cristo, rey del universo, podremos vivir eternamente con Él en el reino del cielo.

 

 

Hoja Parroquial de la Trigesimocuarta semana del Tiempo Ordinario