Inicio

Corpus Christi

El domingo 6 de junio, Torreblanca se vistió de gala, para la celebración del Cuerpo y la Sangre de Cristo, en uno de los días más alegres y más bonitos del año litúrgico. El Corpus Christi, es un día para recordar que el Señor está presente en nuestras ciudades, que esta presente en nuestras iglesias, ahí esta Jesús, esperándonos, día y noche, eternamente esperando a que vayamos. Porque Dios se hizo Eucaristía para estar contigo, mirándote, aguardando a que vayas a verle, para contarle tus cosas, para pedirle consejo, para darle las gracias, tal y como nos dijo el P. Nuno; ese es el amor de un Dios que se hace pan y se hace cercano

A las 19 horas, nos pusimos en pie, para recibir, en el interior de la Parroquia, a nuestro Sacerdote D. Nuno Vieira, acompañado por el Sr. Alcalde, los miembros de la Cofradía del Santísimo Sacramento, y el resto de Autoridades de nuestro Pueblo.  

Comenzó a cantar el Coro Parroquial, dando inicio a la Procesión interior hasta el Altar y a la Santa Misa en conmemoración por esta Solemnidad y como celebración de una devoción a la presencia única del Señor en la Eucaristía.

La Eucaristía como símbolo de unidad total entre nosotros y el Señor, pues, Comunión significa que Cristo viva en ti, que Cristo vea a través de tus ojos, que «haga» a través de tus manos, que piense por ti y pueda actuar en el mundo a través de ti, y de esa forma, pueda querer a los demás a través de tu corazón y de tus gestos. 

Nuestro Párroco D. Nuno Vieira, nos recordaba que «cuando entramos en una Iglesia, nuestro corazón, nuestro pensamiento y nuestra mirada, en primer lugar, deben ir al Sagrario, donde esta Jesús, esperando por amor y queriendo derramar en nuestro corazón tantas gracias que tiene para dar». 

Pero ese fin de semana, también celebramos el día de Cáritas y, D. Nuno, quiso reconocer a tantas personas de Torreblanca que, gracias a sus aportaciones y ayudas a lo largo del año anterior, hicieron posible el auxilio de los más necesitados, y animó a todos, a que lo sigan haciendo, «porque en nuestro pueblo hay verdaderas necesidades».

Acabada la homilía, D. Nuno, llamó a los representantes de las Cofradías del Carmen y la Piedad para bendecir sus estandartes, así como, procedió a la bendición e imposición de medallas a los miembros del Santísimo Sacramento.

Tras la Eucaristía, nuestro Párroco comenzó los primeros actos de adoración al Santísimo Sacramento, y, tal y como estaba previsto, a pesar de estar la tarde muy nublada, salió Jesús Eucaristía bajo Palio por nuestras calles, caminando por donde nosotros caminamos todos los días, por unas calles engalanadas de fiesta, recibiendo a su paso, pétalos de rosas.

Esa tarde, Torreblanca se unió para acompañar y dar gracias al Señor, y fueron muchos los fieles que acudieron. También fueron ocho las Cofradías que asistieron, los Niños de la Comunión, Autoridades y Banda de Música, todos en Procesión honrando «al Amor de los Amores», e hicieron su primera parada en el Calvario, donde nuestro Sacerdote lo alzó y prosiguió con los actos de adoración.

La segunda parada fue en la Calle Sant Cristòfol, repleta de gente y cubierta literalmente de los pétalos de rosas que los vecinos iban lanzando desde los balcones.   

Llegados a las puertas de nuestra Parroquia, la Unión Musical interpretó por última vez el Himno Nacional de España, antes de entrar nuevamente a la Iglesia. 

Ya en el Altar, el Coro Parroquial entonó el «Tantum Ergo» mientras nuestro Sacerdote esparcía el incienso, y banderas y estandartes, se inclinaban como muestra de respeto.

D. Nuno, con la Custodia en alto, pronunció los últimos actos de adoración, mientras la gente contestaba con respeto absoluto y resonaban las campanas.

Para finalizar el acto religioso, nuestro Párroco, dio las gracias a las Cofradías de Semana Santa, por haberse unido por primera vez a los actos del Corpus Christi, mostrándose muy agradecido, por la unidad y compañerismo que el tanto desea para la Parroquia, y les invitó a que hicieran lo mismo el la próximas fiestas importantes venideras.

 

 

 

volver