Inicio

D. Nuno, visiblemente emocionado, agradecía este bonito detalle, y por su parte, también quiso tener un detalle y sustituyó el tradicional caramelito de cada domingo por un regalito a todos lo niños que asistieron a la Eucaristía. 

 

volver