Inicio

Atención a los enfermos

Uno de los deberes pastoral del Párroco es el cuidado por los enfermos. Dado el número de personas enfermas y mayores de nuestro pueblo, el Párroco sintió la necesidad de escalonar las visitas para poder llegar a todos. Así, por lo menos cada mes, pasará visita a todos los enfermos que soliciten los sacramentos de la confesión y santa unción, através de los cuales se pide al Señor por el restabelecimiento de su estado de salud.

Como no hay posibilidad de llevar la sagrada comunión todas las semanas, los ministros extraordinarios de la comunión, a designar por el Párroco y después de confirmados por el Sr. Obispo, irán a las casas, los domingos, a llevar a nuestro Señor.