Inicio

Procesión de antorchas en honor a Nuestra Señora de Fátima. 

El pasado sábado día 29 de mayo tuvo lugar, por primera vez en nuestro pueblo, una Romería por las calles Loreto, Benicarlo, Colón y San Antonio, para enaltecer a la Virgen por la pronta expiración del mes de María.

A primeras horas de la mañana, nuestro Párroco D. Nuno Vieira, ayudado por Jose Cabrera, Nacho Villanueva, algunos miembros más de la Junta de Fiestas de las calles y vecinos del Pueblo, procedieron al traslado de la Imagen a la plazoleta de la Calle Loreto, donde la colocaron con mucho mimo y la adornaron con flores, para que permaneciera allí durante todo el día, y ser visitada por todos nosotros.

Mientras la gente iba pasando a saludar a nuestra Madre, los vecinos decoraban las fachadas de sus casas con colchas y mantones, sonrientes y orgullosos de tener a la Virgen de Fátima en sus calles.

Poco antes de las 22 horas, nos fuimos congregando en la glorieta de Loreto, donde se encontraba la Virgen, y fueron acudiendo muchos niños del colegio con banderitas y los niños de la Comunión junto a sus Padres.  

Comenzó la Procesión con la Cruz y Monaguillos, seguido de los vecinos agrupados a modo de peregrinación, mientras nuestro Sacerdote anunció el comienzo del Santo Rosario en sus misterios Gloriosos.  

En representación de la Junta de fiestas de las calles, acudió su Presidenta Encarna Alcocer, Secretaria Ines Roda, Tesorera Monica Sostrot, Raquel Cabrera y Aurelia Tanacescu. Tampoco faltó el Sr. Alcade D. Juan Manuel Peraire, la Juez de Paz, Dña. Encarnación Fabregat y resto de Autoridades.

La imagen, que fue llevada a hombros por Jose Vicente Sebastiá (Vicepres. Junta de Fiestas de las calles), Rodolfo Pazos (Clavario), Sergio Fabregat y Santiago, iba acompañada por tres niños, que representaban a los Pastorcitos de Fátima y por Isabel Calpe, M. Dolores Alcacer, Pilar Gil y Amparo Edo, en representación de algunos componentes de la recién creada Cofradía de la Virgen de Fátima.

Mientras, la Reina de Fátima recibía a su paso una lluvia de pétalos de rosas, podíamos escuchar como D. Nuno, acompañado del Coro Parroquial y de la Unión Musical, recitaba el Rosario, parte rezado, parte cantando.

Llegados al la plaza de la Iglesia, colocaron a Nuestra Señora de Fátima a las puertas del Templo. Nuestro Párroco y los tres Pastorcitos se arrodillaron delante de la Imagen. Los asistentes sacaron el pañuelo típico de Fátima y comenzaron a decirle adiós a la Virgen, mientras de fondo sonaba una canción en portugués, propia de esta advocación.  

Posteriormente, comenzaron a redoblar las campanas y se encendió un castillo de fuegos. Al finalizar, procedieron a entrar la imagen en la Iglesia mientras la gente aplaudía y nuestro Párroco, en unos momentos de alegría, nos daba la bendición y sonaba de fondo el Ave de Fátima.

 

 

volver